Gallery

Testimonial

Fue amor a primera vista: en el primer segundo en que la pareja y nosotros nos conocimos a través de una videollamada, supimos que teníamos que planear esta boda juntos! Así que el proceso comenzó, buscando lugares adecuados, en este caso una iglesia para la ceremonia y luego una finca mallorquina para la recepción y la fiesta. La combinación de estos dos increíbles lugares que A&D han elegido al final para su gran día fue perfecta. No podríamos estar más felices con el resultado de esta boda de dos días.